Estamos muy orgullosos de ustedes, sabemos cuánto les ha costado llegar hasta acá, eso sólo demuestra que son unas personas luchadoras y que llegarán a conseguir todo lo que se propongan en la vida, continúen en la dirección que les haga sentir realizadas y felices. ¡Felicidades a nuestras graduandas, que esta nueva etapa esté llena de éxitos y las mejores experiencias!

DISCURSO DE GRADO
Buenas tardes, padres de familia, cuerpo directivo, profesores y estudiantes de la promoción 2019,

El día de hoy nos reunimos no solo para celebrar nuestro día de grado, sino también para celebrar la amistad, el aprendizaje, los recuerdos y el cambio, aquel cambio que, aunque crea sentimientos aterradores y difíciles de asimilar, es necesario, necesario para obtener aquello que más deseamos. Estamos aquí para graduarnos como promoción 2019. A través de esta gran experiencia hemos tenido días buenos y días malos, días tristes o días agotadores, pero siempre supimos que nos teníamos los unos a los otros, y que incluso en los momentos más duros éramos una familia.

¿Quién iba a pensar que llegaríamos hasta este punto? Es extraño, debe de serlo, decir adiós nunca ha sido fácil, mucho menos cambiar nuestras vidas por completo, pero ¿Eso es lo emocionante de la vida no es así? Siéntanse orgullosas de haber llegado aquí porque incluso las acciones más irrelevantes pueden generar un cambio gigantesco en cuestión de poco tiempo. Cada día levántense y digan “Voy alcanzar mis sueños” aunque caigan, aunque los demás digan que no pueden, no escuchen y sigan su camino con fuerza, como las mujeres fuertes que yo estoy segura que son, y ya verán que un día todo el esfuerzo será retribuido para que puedan decir “Lo logré”, que cada día de su vida lo vivan como si fuese el último en que puedan lograr algo, porque el viaje apena comienza, será loco, inesperado y sobre todo incierto. Es mucho lo que dejamos atrás hoy aquí, porque esta es una de las etapas más importantes de una vida.

Pensar en todo lo que hemos pasado hasta ahora, se vuelve un poco irreal e incómodo, siempre es extraño vernos fuera del lugar donde estábamos cómodos , pensar en que veremos rostros nuevos cada día, que ya no saludaremos a nuestras compañeras por los pasillos, no saldremos al sol del mediodía a hacer trabajos de cálculo o filosofía, tampoco llegaremos tarde esos 5 minutos a las clases de Yuly, o hacer esos trabajos de última hora en instrucción, ya no tendremos más íes rojas en nuestra planilla, no escucharemos música en informática, tampoco veremos el salón lleno de los trabajos de dibujo, o trataremos de imitar los acentos extraños del francés, mucho menos nos quedaremos afuera del laboratorio de Dianita 10 minutos antes, estoy segura de que hasta extrañaremos ese murmullo al final del salón y esos un tanto aburridos avisos matutinos, pensar en esas absurdas discusiones de las que ya ni nos debemos acordar, pensar en todo esto es irreal, nos acostumbramos a este lugar, a que nuestras risas inundaran los pasillos y a colgar nuestros sueños muy alto en las paredes, es cierto cuando nos dicen que el colegio se vuelve en nuestro segundo hogar, casi puedo ver los recuerdos en cada rincón, crecimos aquí, nuestros maestros se convirtieron en nuestra familia, porque eso es lo que realmente son, han estado con nosotras en cada paso del camino, nos vieron crecer, compartieron nuestras risas e incluso nos vieron llorar, pero lo más importante dentro de todo esto, nos vieron avanzar. Por esto y más, podemos considerar a este colegio un hogar ; En un comienzo todo parecía enorme cuando solíamos ser esas pequeñas niñas inocentes y dueñas de nuestra propia imaginación, soñadoras y con esas grandes ansias de aprender, a media que pasaba el tiempo veíamos promoción tras promoción abandonando lo que no nos detuvimos a pensar que también tendríamos que abandonar en once años; y entonces nos damos cuenta de que todo se resumen en las últimas veces, ves tú salón de clase por última vez y recuerdas muchas de las historias divertidas, graciosas, e incluso dramáticas que te marcaron y vas a recordar para siempre; miramos atrás y no es fácil creer que ya estaban por llegar las últimas horas de clase, las últimas risas, locuras, nuestros chistes internos, los juegos, pero aun así y sobre todo, quiero que recuerden aquellos últimos instantes en los que a todo el mundo les demostramos que sí los podíamos hacer y que con nuestra acciones les decíamos “Esto es de lo que somos capaces” y yo sé bien, que somos capaces de mucho más también, por eso aquí parada y luego de tanto tiempo, puedo decir que sin importar nada, las amo. Y es que amar para muchos es una palabra muy fuerte, para algunos es incomprensible e intangible, para otros frenética y delirante; yo honestamente pienso que el amor es algo aterrador, porque amar significa que debes enfrentar el hecho de que puedes perder aquello que amas, a veces la vida llega con cosas inesperadas; nosotras no sabíamos que nos estábamos quedando sin tiempo, o por lo menos no queríamos aceptarlo, cosas como esta nos hacen entender lo preciada que es la vida, y lo importante que es cada segundo que tenemos, lo importantes que son las personas que amamos. Ninguno sabemos cuánto tiempo tenemos, y la verdad que once, cuatro o incluso dos años al lado de ustedes nunca serán suficientes porque ustedes son personas extraordinarias. Cada una de nosotras ha dejado una marca en cada cosa que hemos hecho, con sus palabras, su risa, su apoyo, su forma de ser y expresarse; una parte de sus vidas, una parte de lo que son siempre le pertenecerá a quienes las vieron crecer, a quienes crecieron con ustedes.

Las despedidas nunca han sido fáciles, pero nos dan la oportunidad de agradecerle a las personas todo lo que han hecho por cada una de nosotras, en primer lugar, gracias a nuestras familias y aquellas personas que se han convertido en una parte importante de ella, por apoyarnos siempre desde que éramos pequeñas y como nos vieron avanzar. Por otro lado, quiero darle las gracias a nuestros profesores que nos vieron crecer, a los que están aquí y a aquellos que aún nos acompañan en nuestros corazones; con quienes compartimos risas y también lágrimas, sinceramente no encuentro la manera de poder agradecer todo lo que han hecho por nosotras, y no solo intelectualmente hablando, sino también emocionalmente, en serio espero que en un futuro nos puedan ver y digan “Wow, ella fue mi estudiante”, cada uno de ustedes dejó una marca que jamás podrá ser borrada, esto va para los profesores que nos ha exigido para dar un poco más, que se preocuparon por nosotras, que se convirtieron en nuestra familia, que nos impulsaron a darla toda, que nos vieron caer y nos ayudaron a levantarnos, que nos acompañaron a las salidas, que llenaron el salón de risas, y muchas cosas más, gracias, gracias a ustedes. Y, por último, pero no menos importante, esto es para aquellas niñas que están al frente mío (a punto de recibir su diploma/con su diploma en mano), sé que algún día esto será una historia y todo lo que hemos vivido se quedará plasmado en viejas fotografías, algún día seremos adultas y volveremos al pasado viendo este recuadro con nostalgia, pero ahora, esto está pasando, este es el presente y nos estamos haciendo una promesa, de volar tan lejos como podamos y de cambiar el mundo.
Cuando pienso en cada una de ustedes me doy cuenta, de que nada hubiese sido igual si alguna hubiese faltado. Así que graduadas y próximas graduadas, esto es por ustedes:
-Por el grupito de atrás, por nuestra futura Einstein, por la que se reía a carcajadas, por la chica tímida, por el alma se la fiesta, por la chica artística, por la que tiene un corazón gigante, por la chica que nos hace reír sin importar cuan seria sea la situación, por aquella Dj que nos hace bailar, por la chica que nos ayuda cuando no entendemos, por la que tiene alma de líder, por la chica que ama los animalitos. A todas muchas gracias, especialmente, a la promoción 2019, que admitámoslo, es la mejor promoción que ha pasado por este colegio; por lo cual puedo decir que me llena de orgullo lo lejos que hemos llegado, es duro alzar la vista y darnos cuenta de que, como todo en la vida, esto ha llegado a su final.

Quiero que se tomen un momento para mirar a su alrededor, simplemente miren, mírenos, el hecho de que hayamos llegado hasta aquí es algo muy significativo, muchas de nosotras no sabíamos que esto pasaría en un futuro cercano y que ahora es parte del presente, con lo cual debo decir que es una gran razón para llenarse de orgullo, y a pesar de todo esto, tienen que saber que nada se acaba hasta que nosotras lo decidamos, el presente nos guía y el futuro nos espera, sigan luchando cada día de su vida porque el viaje apenas comienza y no podemos rendirnos ahora, no está mal vivir el presente, lo mejor de este, es que viene un mañana y hay que hacer que valga la pena. A veces la vida te lanza golpes inesperados, podrías estar en riesgo de perder tu carrera, tu trabajo, hasta incluso a una persona importante para ti; esto te hace comprender lo importante que es cada segundo que pasa en esta tierra y que debes recordar todo aquello que te enseñaron, nunca olviden de donde vienen, como cada persona de aquí les dejó cosas valiosas, herramientas que pueden utilizar para sobrevivir en el mundo, un nuevo mañana da inicio a este día, en el cual nos acompañan las personas que conocimos durante esta etapa, las amigas que esperamos conservar durante mucho más tiempo y las compañeras con los que convivimos día tras día. Somos lo que nos dieron los profesores, nosotras simplemente tomamos lo que creíamos necesario. Nos instituimos por cosas que leímos, hasta incluso por las que no. Un montón de aventuras nos acompañan para ser contadas y revividas, aunque también existen otros sinsabores que intentamos olvidar, pero por mucho que no los queremos y por más de que intentemos borrarlos, aun así, son parte de nosotras, nos conforman. Si se dan cuenta, el día de hoy crecimos, nos dimos cuenta de que las cosas no siempre son como queremos, que en la vida se pierde y se gana, a veces al mismo tiempo, y, sobre todo, a levantarnos con más fuerza cada vez que algo nos derrumba. No sé quiénes seremos a partir de mañana, no sé si ganaremos las batallas o si alcanzaremos lo que cada quien llama grandeza, pero el día de hoy estoy orgullosa de lo quienes somos y lo que hemos logrado. Errores se comenten en la vida, no es perfecta, y que aburrido si tuviese que serlo, hay que ir siempre con la cabeza en alto. Espero que todas vayan contra la corriente, odien el miedo y admiren lo diferente. Hoy es el día de ser alguien diferente, de andar sin miedo, de disfrutar sin prisas. Ustedes están listas y son capaces de hacer cosas hermosas en este mundo, y después de cruzar esas puertas hoy, solo tienen dos opciones, amar o temer; espero que escojan el amor y nunca dejen que el miedo les impida de hacer todo lo que aman, que temer nos les opaque sus maravillosos corazones, sé muy bien que vamos a lograrlo, porque, aunque no lo hagan, sé que todo lo que hemos vivido hasta el momento habrá valido la pena, hagan que sea así, brillen aún más de lo que ya lo hacen, no hay nada más agobiante que esconderse entre la multitud, hagan que su vida tengan un significado. Y recuerden, sea lo que sea que vayan a hacer, háganlo porque es eso lo que quieren y no porque es lo que otros quieren. No todos estamos hechos para ciertas cosas, pero sí para soñar en grande y hacer cosas increíbles, así que tomemos esos sueños y hagámoslos realidad, dejemos nuestra huella, seamos grandes, seamos el futuro, seamos y sigamos siendo la promesa cumplida de muchos sueños. Paula Grijalba.

GALERÍA DE IMÁGENES